El mantenimiento y clutivo de sedum

El mantenimiento y clutivo de sedum

Los sedums son plantas ornamentales utilizadas en exteriores para las especies resistentes y en interiores para las especies más delicadas. Se los aprecia por sus flores de muchos colores que adornan muretes y rocallas. Las especies enanas se utilizan para decorar terrazas y balcones. Dependiendo de la variedad, hay varios modos de propagación como la germinación de semillas, el estaquillado y la división de matas.

 Además de sus funciones ornamentales, distintos tipos de sedum también tienen virtudes medicinales. De hecho, algunas especies tienen propiedades diuréticas, rubefacientes y antiescorbúticas. Después ser trituradas, las hojas se utilizan externamente para el tratamiento de heridas, quemaduras y dolores debido a la artritis. Algunas variedades, como el Sedum spectabile (telefío, sedum de otoño, pata de conejo o sedo brillante) ’Carmen’ son valoradas por su follaje, que en el caso del Sedum de otoño es azulado con hermosas flores de color rosa que sirven para decorar los balcones. El Sedum acre (pampajarito, pan de cuco, pimienta de muros, siempreviva menor o picante, uña de gato, racimillo, jaspalache o Racimo de lobo) ‘Elegans’ se utiliza en bandejas o macetas para decorar diversos espacios con sus flores amarillas y su follaje verde claro, mientras que el Sedum floriferum se caracteriza por flores amarillas. Todos los sedums crecen en rocallas, y pueden alcanzar una envergadura de 30 cm y una altura de 20 cm.

 Presentación del sedum

 El sedum pertenece a la familia Crassulaceae. Se trata de una planta crasa que puede ser anual, bienal o vivaz con un porte herbáceo o semi-arbustivo cuya altura varía entre 40 y 60 cm. En la naturaleza, los sedums se encuentran sobre piedras y rocas; de allí su nombre científico, que en latín significa ”sentado”. Los tallos poseen hojas gruesas y carnosas de diferentes tamaños. Los sedums son valorados por sus pequeñas flores en cimas o panículos de variados colores: blanco, rosa claro o rosa oscuro. La floración comienza en el mes de agosto y dura hasta octubre. Hay más de 400 especies de sedum que se agrupan en dos categorías: las especies rústicas, que son especies resistentes a la sequía, y las delicadas, que se cultivan en invernaderos. Estas últimas se colocan en cestas colgantes, con los tallos volcándose hacia abajo para ofrecer una bella estética a su apartamento. En invierno, el follaje desaparece, pero las raíces permanecen enterradas y vuelven a crecer en primavera.

 Técnicas de cultivo de sedum

 Para las variedades adaptadas a la siembra, el período más recomendable para sembrar las semillas es la primavera. La siembra de especies resistentes se realiza directamente en la tierra o donde se desee instalar la vegetación. Para las especies vivaces, es recomendable hacerlas germinar bajo cajonera para aumentar las posibilidades de éxito. El estaquillado se utiliza para las especies que no se reproducen por a través de la siembra. La técnica consiste en extraer esquejes a partir de los tallos, que se arraigarán con facilidad en primavera o verano. Para las especies con hojas grandes, también es posible proceder al estaquillado de los tallos. Sin embargo, la técnica más fácil y más rápida es la división de mata, que permite obtener plantas vigorosas para el trasplante. Se lleva a cabo en la primavera, y para facilitar la reanudación del crecimiento de la planta es aconsejable hacer un trasplante de maceta cada dos años, asegurando un buen drenaje porque la planta no tolera la humedad estancada. Los sedums que crecen en los jardines son fáciles de cultivar porque no son exigentes y se adaptan bien incluso a los suelos más pobres. La densidad de plantación debe ser de aproximadamente 9 plantas por metro cuadrado. Si las plantas están en macetas, alcanza con sumergir la mata con el contenedor en un recipiente lleno de agua. La extracción del pote debe hacerse suavemente, teniendo cuidado de no romper el cepellón. La plantación será seguida por un riego abundante pero sin dejar que se estanque el agua.

 Consejos de mantenimiento y algunos trucos

 Al realizar la plantación de sedums hay que evitar los suelos muy ricos en humus, que puede causar que se pudran. Asimismo, estas plantas sólo toleran la sombra de forma temporal en un lugar seco. En invierno, el riego debe espaciarse para mantener el sustrato seco, ya que es el período de reposo del sedum. Debe suministrarse un fertilizante de baja concentración desde la primavera hasta el otoño. Las operaciones de poda deben realizarse al final de la floración y consisten en cortar los tallos y las flores marchitas. Las babosas son enemigas de los sedums; el tratamiento será simplemente el uso de anti-babosas. Para la multiplicación por estacas, es posible comprar los brotes en tiendas especializadas, donde se los vende por peso. Los brotes se presentan en forma de pequeños tallos de unos cuantos centímetros, y para plantarlos alcanza con colocarlos en el suelo donde van a echar raíces.

DEJA TUS COMENTARIOS

* Escribe el código